Si bien es algo muy inusual en las grandes ciudades, al recorrer un sector rural con Google Maps ocasionalmente aparecen nubes en los mapas que tapan las imágenes de los campos (o potreros).

Para solucionar este problema, Google anunció que actualizó las imágenes satelitales de sus mapas con un nuevo set de fotografías obtenidas del satélite Landsat 7 de la NASA, las que ahora están “virtualmente libre de nubes” y mucho más detalladas.

Esto es porque la empresa de Mountain View utilizó la tecnología del motor de Google Earth para minar cientos de terabytes de datos del satélite de la NASA y del Servicio Geológico de los Estados Unidos combinando las fotografías para obtener las imágenes más consistentes globalmente de planeta con una resolución de 15 metros por pixel (o sea, una superficie de 15×15 metros son representados por un pixel).

Fuente: Google Blog