AMD este año tendrá bastante trabajo creando el procesador central de las nuevas Xbox One y PlayStation 4. Saeid Moshkelani, vicepresidente corporativo de la división encargada de desarrollar los proyectos para consolas, explica la situación. “En un solo año podemos fabricar varias decenas de millones de unidades. Tenemos una base de fabricación muy fuerte para nuestras APU y nuestras tarjetas gráficas discretas, y logramos levantar una infraestructura similar para los chips de las consolas”. En ese sentido, los altos volúmenes que serán requeridos por Microsoft y Sony no son ninguna novedad para AMD en cuanto a cantidades.

Moshkelani también se siente orgulloso del momento actual de AMD en cuanto a lo que hicieron para la Xbox One y la PlayStation 4. “Son proyectos y diseños muy complejos, que no se hacen de un día para otro. Ha sido un gran viaje de dos años de desarrollo hasta llegar a lo que tenemos hoy día”.

Como si no fuera suficiente, y además de las dos consolas de siguiente generación, AMD también se encarga de la GPU de la consola más reciente de Nintendo, la Wii U.

Fuente: Gamesindustry