Microsoft vendió 100 millones de licencias de su sistema operativo Windows 8 desde el pasado otoño, informó hoy la jefa de marketing de la empresa, Tami Reller, que anunció además el lanzamiento de una actualización del software hasta finales de año bajo el nombre Windows Blue.

Con 100 millones de licencias vendidas, el Windows 8 se sitúa al mismo nivel que su versión anterior, aunque el ritmo de ventas se ralentizó en los últimos meses.

El objetivo del Windows 8 era crear un sistema operativo que pudiera utilizarse tanto en los PC tradicionales como en los notebooks y tabletas. Por eso se cambió de forma radical su funcionamiento, centrándolo en la tecnología táctil, lo que generó críticas por parte de usuarios y expertos, informa DPA.de

Los analistas de IDC llegaron incluso a afirmar que la falta de satisfacción con el Windows 8 fue uno de los motivos de la caída del mercado de PCs, cuyas ventas se redujeron en casi un 14 por ciento en el primer trimestre del año.

Reller informó además que desde la creación de Windows Store -la plataforma de descargas de Microsoft- se descargaron 250 millones de aplicaciones. En la actualidad hay además 700 millones de cuentas de usuarios que emplean los servicios de Microsoft, entre ellos 400 millones que utilizan el nuevo servidor de correo Outlook.com, al que pasaron gran parte de las cuentas de Hotmail.

Por otro lado,  Julie Larson-Green, nueva jefa de Microsoft tras  la partida de Steven Sinofsky, dijo en Wired Business Conference que Blue se basará mucho más en la opinión de los usuarios, dando a entender que el botón de inicio podría estar de vuelta. Por desgracia para los que desean la vuelta del botón de inicio, al parecer simplemente sería un acceso directo a la pantalla de inicio, y no el habitual menú desplegable en Windows 7 o anteriores.

Larson-Green también ha confirmado que la actualización no estará disponible desde Windows Update, sino que tendremos que adquirirla desde la Windows Store mediante un proceso rápido y gratuito.

Ademas, la directora de marketing y directora financiera de Windows, Tami Reller, dijo en una entrevista al New York Times que Microsoft quiere realmente realizar algunos cambios con Blue, aunque no especificó de qué manera. Según fuentes cercanas, se podría incluir la opción de saltar la pantalla de inicio y acceder directamente al escritorio, potenciando así aun este último elemento en lugar de la nueva interfaz.

Aunque la fecha de lanzamiento final no se conoce, se especula que Windows Blue podría ver la luz en agosto o septiembre, con la novedad de incluir Internet Explorer 11.

Fuente: The Next Web