Te presentamos una nueva placa de video de la familia de Nvidia destinada a cubrir un segmento donde el buen rendimiento y precio sean sus cualidades atrayentes entregando características superiores compitiendo mano a mano con la Radeon HD 7850.

Fabricante: NVIDIA
Núcleos CUDA: 768
Cantidad de memoria: 2048 MB
TDP: 140W

Introducción:

Antes de pasar a una nueva generación NVIDIA lanza otro producto basado en la arquitectura Kepler, más precisamente en la GTX 650 Ti donde hemos analizado en su momento. Para cubrir un nicho que faltaba que tiene alto impacto en la industria de juegos y competir con la Radeon HD 7850 se ha presentado recientemente la GeForce GTX 650 Ti Boost como nueva alternativa para migrar a las últimas tecnologías donde la configuración de la resolución 1920 x 1080 es la más popular de la actualidad.

Si la GTX 650 Ti de por sí brindaba excelentes resultados a bajo consumo con un tamaño de PCB pequeño, esto no ha sido suficiente ya que se necesitaba mejorar las características de la tarjeta como el aumento de frecuencias, CUDA cores, ancho de banda de memoria, entre otras cosas. Es por ello que nace la GTX 650 Ti Boost donde el promedio de fps en los juegos más populares es realmente impactante en comparación con su hermana menor (entre 30-40% mejor).

Esta edición corre con una velocidad base de 980MHz siendo 5% más alta que la GTX 650 Ti y presenta un leve incremento en el texture fill rate que se ubica en los 62.7 Gigatexels/sec. Ahora bien, gracias a su GPU Boost (de allí su nombre) puede llegar a exceder los 1 GHz siendo oficialmente (según NVIDIA) de 1033MHz. Además contiene una interfaz de memoria de 192-bit (6 GHz clock) por lo cual resulta bastante significativo se comparamos.

NVIDIA apunta a que muchos gamers con placas “antiguas” migren a la nueva generación donde la relación costo / rendimiento sea atrayente y coherente. Según estudios, la GeForce 9600 GT (del año 2008) sigue estando entre las configuraciones más populares del segmento compatible con DX9. Con la aparición de la GTX 550 Ti la performance se posicionaba en una mejora de 3 veces mientras que la nueva GTX 650 Ti Boost demuestra ser 6 veces más potente. Claramente se intenta demostrar que es momento de actualizar donde el DX11 ya se encuentra implementado en los juegos de forma avanzada brindando excelentes gráficos (a veces nos dejan sin palabras).

En el Planetside 2 tenemos un ejemplo concreto del rendimiento de la GTX 650 Ti Boost donde también resulta favorable la implementación de la tecnología de física PhysX.

¿Te gusta el Starcraft 2? La evidencia es contundente, la nueva serie GTX 600 mantiene un importante nivel en cuanto al promedio de fps pero es la edición  Boost que sobresale considerablemente superando los 60 fps. Sin dudas podemos decir que NVIDIA busca posicionar a la tarjeta como la nueva placa del pueblo que sin gastar demasiado podemos disfrutar de gráficos y efectos en todo su esplendor.

Como hemos mencionado, la tarjeta de video cuyo GPU se encuentra basado en la GeForce GTX 660 (GK106), enfrenta a la Radeon HD 7850 con el objetivo de completar su catálogo de productos de la serie GTX 600. NVIDIA anuncia que como base las placas tendrán 2GB de memoria apostando fuerte para este mercado competitivo del gaming 1080p.

Se implementan varias tecnologías para una experiencia contundente: 

  • Adaptive VSync:  basicamente se trata de una tecnología para adaptar la sincronización vertical de forma dinámica en función a los fps por lo cual si no podemos alcanzar los 60 Hz (60 fps) se deshabilita de manera automática. De esta  forma tendremos fluidez en los juegos en todo momento.
  • 3D Vision: para disfrutar del 3D en películas y juegos donde NVIDIA provee controladores ya preparados antes del lanzamiento de algún título para obtener rendimiento óptimo y estabilidad.
  • PhysX: con esta tecnología el GPU se encarga de entregar efectos reales donde la física cumple un rol fundamental: simulación de ropa, agua, ambientes, partículas, etc.
  • TXAA: antialiasing temporal de mejor calidad diseñado para integrarse directamente en los motores de los juegos combinando la potencia de MSAA con filtros similares a los empleados en películas de animación. Los resultados son realmente sobresalientes.
  • SLI: soporta multi-GPU para obtener mayor cantidad de fps donde dos GTX 650 Ti Boost pueden trabajar en paralelo. 

Por si fuera poco, como modo de agasajo, con la compra de dicha tarjeta recibiremos $75 dólares in-game para los juegos Hawken, World of Tanks y Planetside 2 ($25 por cada uno).

Producto

Con un largo ligeramente superior a los 24 cm la GTX 650 Ti Boost presenta una refrigeración muy avanzada de doble slot a diferencia de la GTX 650 Ti que resulta compacta. Aquí se ha privilegiado el cooler cubriendo todo el frente del PCB y aún más con un fan ubicado en uno de sus extremos. 

Contiene un total de 768 CUDA Cores y tres controladores de memoria de 64-bit (192-bit) con 2GB del tipo GDDR5. Su frecuencia base es de 980MHz mientras que si deseamos overclockear la tarjeta podemos exceder los 1100 MHz donde demuestra tener una gran capacidad para hacerlo en cuanto a la arquitectura con un sistema de refrigeración avanzado para disminuir el calor generado con tales configuraciones.

En cuanto a la alimentación energética un conector PCIe de 6 pines resulta suficiente y su  posición es poco convencional aunque no del todo, si vemos luego el lado posterior del PCB en realidad el mismo tiene las mismas dimensiones que la GTX 650 Ti, la longitud del cooler nos da una perspectiva más poderosa.

Su diseño es robusto, elegante (característico de NVIDIA) que no es la verdad absoluta dado que los fabricantes proponen, según su creatividad, nuevas opciones para todos los gustos, incluso no me extrañaría que vengan oceadas de fábrica.

Como hemos visto, la solución de referencia de NVIDIA dispone de una refrigeración de doble slot donde resalta desde esta perspectiva sus ranuras de ventilación para remover el aire caliente. Respecto a las salidas de video, la tarjeta contiene dos DVI, un HDMI y por supuesto un DisplayPort por lo cual nos da la posibilidad de sumar un monitor más.

Podemos apreciar que el PCB se mantiene corto al igual que la GTX 650 Ti lo cual resulta obvio ya que se trata de la misma placa aunque el cooler se extiende más ya que estamos frente a mayores frecuencia de operación donde se emplean memorias GDDR5 de la empresa Samsung. La edición Boost si permite configurar la tecnología SLI, esto es agregar una segunda tarjeta idéntica al sistema (no soporta 3 way), por lo tanto contamos con la posibilidad de mejorar el promedio de fps de un juego de una manera contundente.

Partners:

Si bien NVIDIA propone un diseño de referencia está en los fabricantes seguir el mismo concepto o mejorar aún más la parte de refrigeración. Zotac, MSI, ASUS y EVGA son algunas empresas que acompañan a NVIDIA en esta lanzamiento entregando incluso versiones de Overclock cuya propuesta suele ser tentadora para los gamers donde cada una contiene características propias que pueden inclinar la balanza a favor de una u otra.

Los diseños son excelentes ¿Tú con cuál te quedarías?

Especificaciones técnicas:

Para mayor información visita el sitio oficial de NVIDIA.

Plataforma de pruebas

 Componentes que acompañan al procesador:

  • Intel Core i5 3570KK
  • Memorias DDR3 1333 MHz 4GB kit (2x2GB).
  • Gigabyte Z77X-UD5H
  • Fuente Thermaltake Smart M1200W .
  • Disco WD Black de 640Gb.
  • Sistema operativo: Windows 8 Pro

Pruebas de rendimiento:

  • GPUz
  • 3DMark Vantage
  • 3DMark11
  • 3DMark (última edición)
  • Unigine Heaven 4.0
  • Unigine
  • Lost Planet 2
  • Crysis 3
  • Borderlands 2
  • Bioshock Infinitive
  • Max Payne 3
  • Temperaturas
  • Overclocking