Tras la presentación de la GeForce GTX 780 la semana pasada, NVIDIA vuelve a lanzar una nueva tarjeta de vídeo, en esta oportunidad se trata de la hermana menor y reemplazante de la GeForce GTX 670. Estamos hablando de la GeForce GTX 770, la segunda integrante de la familia GeForce GTX 700 series.

Al igual que su hermana mayor, la GeForce GTX 770 utiliza el sistema de refrigeración que impulso la GeForce GTX TITAN, además de compartir el mismo PCB que la GTX 780, sólo que en esta oportunidad tenemos un GPU aún más recortado y otra configuración de memorias a bordo.

Sin embargo, a diferencia de su hermana mayor, la GeForce GTX 770 no incorpora un chip GK110 recortado, sino que monta un GK104, el mismo de la GTX 680/670. Salvo que con algunos ajustes, como más CUDA cores, más frecuencia y más memoria. En teoría, es una GeForce GTX 680 con esteroides.

Con los ajustes en frecuencias, más núcleos y más memoria, NVIDIA proclama que la GTX 770 tiene unrendimiento  65% superior al de la antigua GeForce GTX 570, y de un 22% superior al de la GeForce GTX 670. Sumado al aumento en rendimiento duro, se proclama que la GTX 770 otorga hasta el doble de relación entre Rendimiento/Watt, comparada con la GTX 570.

Al igual que la GeForce GTX 780, esta tarjeta viene posicionada por NVIDIA para pelear contra la AMD Radeon HD 7970 GHz Edition. Estos gráficos de NVIDIA (tomarlos con una pizca de sal), son el resultado obtenido por una GeForce GTX 770 de 2GB. Porqué se hace esta salvedad?, porque existirán 2 variantes de la GTX 770, una con 2GB y otra con 4GB, todo dependiendo de lo que los fabricantes quieran.

Como esta tarjeta es parte de la familia GTX 700, también goza de las bondades que incluye la GTX 780, como GeForce Boost 2.0, un sistema de refrigeración más silencioso y soporte para TXAA.

En lo referente al precio, estar tarjeta sale al mercado a USD $400, por lo que sería la mejor opción en ese rango de precios.

Reviews GeForce GTX 770: