A menos de un mes del lanzamiento de Intel Haswell, Ivy bridge lanza su ultimo suspiro antes de perder protagonismo en el ámbito del overclock. El tope de línea de la serie, el  i7-3770K, ha llegado a un nuevo récord de frecuencia máxima, anotándose 7,2 GHz. 

La proeza fue lograda por el equipo HKEPC conformado por el overclocker Mad222 y  John222, quienes hicieron uso de una placa Gigabyte Z77X-UP7 para lograr que el i7-3770K pudiera alcanzar los 7.208 MHz de frecuencia.

Además de la frecuencia alcanzada en CPU, es destacable el BCLK que pudo manejar la placa con 114,42 MHz. Además sólo se debió desactivar el HT y los cuatro núcleos se dejaron activos soportando 1.908v en sus entrañas.

Lo más probable es que este sea el último hito de overclock de este legendario chip, ya que Haswell seguirá el buen camino, dejado alcanzando frecuencias similares y probablemente mayores.

Fuente: Ocaholic