Dentro de su más reciente reporte financiero, Capcom anunció un incremento en sus ventas con respecto al año fiscal 2011, ya que pasaron de los 82.07 billones de yenes (USD $831.3 millones) a los 94.08 billones de yenes (USD$ 953.2 millones) en el periodo correspondiente del 1 de abril de 2012 al 31 de marzo de 2013. Sin embargo, las ganancias netas de la compañía sufrieron una estrepitosa caída del 55.8%, pues en 2011 consiguieron genera 6.72 billones de yenes (USD $68.1 millones), mientras que en 2012 se hicieron con sólo 2.97 billones de yenes (USD $30.1 millones).

Las pérdidas, según el reporte financiero, se debieron en gran parte a la restructuración que se está llevando dentro de los esquemas de desarrollo de la compañía, lo que resultó en la cancelación de varios proyectos que no “eran compatibles con la estrategia de negocios actual” de Capcom. Esto les pasó una factura de 6.95 billones de yenes (USD $70.4 millones).

Sumado a esto, las ventas de Resident Evil 6 no cumplieron las proyecciones fijadas en 7 millones de unidades, ya que sólo se lograron comercializar 4.9 millones. En contraste, Dragon’s Dogma y el reboot de Devil May Cry sobrepasaron las expectativas y vendieron 1.3 millones y 1.1 millones de copias, respectivamente.

Capcom espera que juegos como Lost Planet 3 a nivel mundial y Monster Hunter 4 en Japón salgan al quite para pintar una escenario favorable los primeros meses del año fiscal 2014, aunque gran parte de las esperanzas están depositadas en las consolas de nueva generación.

Fuente: Polygon

Comentarios

Se el primero en comentar !

Notificar de
avatar
wpDiscuz