Y el cuento dice así: durante septiembre pasado, Microsoft renovó el registro de la marca Killer Instinct, hecho que le dio esperanzas a muchos fans que esperan el regreso de la saga de peleas. Lamentablemente para los planes de MS, 2oth Century Fox contaba con la propiedad de la marca al ser el nombre de una serie de TV lanzada en 2005 y que apenas duró un par de episodios.

Para suerte de Microsoft, no hubo necesidad de llegar a una batalla legal con Fox. Ambas empresas llegaron a un acuerdo legal en que no se demandarán entre sí mientras respeten su respectivo territorio (que Fox no se meta con juegos de KI y que Microsoft también se mantenga al margen de la serie de TV) gracias a un ‘acuerdo de coexistencia de marca’ entre ambas compañías.

¿Qué significa esto? Los más optimistas aseguran que se traduce como un seguro regreso de KI a la escena jugona. Yo lo vería con más calma; no significa nada inmediato, sólo abre una posibilidad, una luz de esperanza a los fans que desean ver la saga de Rare de regreso. Ahora, si eso llega a suceder, depende de Microsoft.

Fuente: Joystiq