El nuevo Killzone en Playstation 4 luce genial, y no es para menos considerando que la consola de Sony promete elevar la vara técnica la próxima generación. Pero no sólo es fuerza bruta lo que esconde el juego, sino una técnica que hasta ahora había pasado muy desapercibida por mucho tiempo: raytracing.

Durante un evento, un desarrollador de Guerrilla realizó una presentación detallando las técnicas que usan para mostrar el juego en todo su esplendor. Entre algunas muy conocidas, contó un paso nuevo entre toda la generación de la escena, el raytracing. No está siendo usado para todo el aspecto gráfico, hacerlo requeriría ya una supercomputadora, sino que sólo para los reflejos en tiempo real sobre materiales brillantes cercanos.

Raytracing, para quienes no saben, es una técnica que se basa en el costoso cálculo del rebote de la luz en diferentes superficies y distancias – y créanme que en una escena simple esta puede rebotar miles o millones de veces en diferentes direcciones. Hoy en día no se usa para los juegos de forma pura, pero no significa que esté del todo fuera de la industria. Unreal Engine 4 usa una técnica basada en el raytracing que usa voxels para mostrar una mejor iluminación y reflejos, donde se aprecia mayor parte de la calidad frente a otras técnicas más básicas. Es de suponer que varios otros motores y juegos comiencen a hacer lo mismo con más ímpetu ad portas de la nueva generación de consolas – de hecho creo que CryEngine 3 también usa algo parecido.

Digital Dragons – Michał Drobot o oświetleniu w Killzone: Shadow Fall

Fuente: DSOG

Comentarios

Se el primero en comentar !

Notificar de
avatar
wpDiscuz