Ya comenzamos a tener noticias de las novedades que tendrá Broadwell, el CPU que Intel espera lanzar después de Haswell. Esta nueva generación (5ta gen. “core i”) será lanzada durante la segunda mitad del 2014 e incorporará una nueva serie de chipsets, la número 9. 

La serie 8 de chipsets (Linx Point) de Intel es la serie que veremos acompañando al nuevo socket 1150 para Haswell, pero además de esto serán pocas las novedades que incorporen. Con Broadwell Intel espera comenzar la era SATA Express, el nuevo estándar en transferencia para dispositivos de almacenamiento. SATA Express es una tecnología que combina la actual conexión SATA con la que vemos en tarjetas de video, la interfaz PCI-Express. Con ello podremos ver aumentada la velocidad desde 8Gbps y hasta 16Gbps, un aumento de casi el triple a la actual interfase SATA III que se mueve a 6 Gbps . Esta nueva especificación la comenzaremos a ver dentro de fines de año y principios del próximos con unidades SSD e híbridas, compatibles con SATA-Express (o SATAe). Por ello Intel ya prepara sus nuevos chipsets serie 9, en versiones Z97 (hidh end) y H97 (mainstream), para este nuevo estándar.

Intel también incorporará en la serie 9 de sus chipsets la tecnología “Boot Guard”, con ella se protegerá al sistema de ataques de Malware, y se consolidará el “Intel smart response” e Intel “Rapid start”, tecnologías que vemos hoy y que se apoyan en un cache SSD para iniciar y ejecutar más rápido el sistema. Por otro lado estos nuevos chipsets continuarán usando el socket 1150 que se introducirá con Haswell.

Fuente: Vr-zone