Nvidia ha lanzado la GeForce GTX 650 Ti Boost, la cual llega para situarse entre la GTX 650 y GTX 660 Ti para competir con la AMD Radeon HD 7790 y una cada vez más extinta AMD Radeon HD 7850.

La Nvidia GeForce GTX 650 Ti Boost hace uso de la misma GPU GK106 en la que se basa la GTX 650 Ti y la GTX 660, pero heredando la misma cantidad de CUDA Cores y TMUs de la GTX 650 Ti, y la interfaz de memoria y ROPs de la GTX 660, lo que da como resultado 768 CUDA Cores, 64 TMUs, 24 ROPs, y una interfaz de memoria de 192 bits unida a sus 1/2 GB de memoria GDDR5.

Como su nombre sugiere, la gráfica cuenta con la característica GPU Boost que ayuda a incrementar sus frecuencias, siendo el estándar para la GPU los 980 MHz, ascendiendo hasta unas frecuencias de 1033 MHz con el modo Boost. La GPU se une a 1/2 GB de memoria GDDR5 @ 6.00 GHz, lo que ofrece un ancho de banda de 144 GB/s.

Dicha tarjeta llegará por USD$169.99 en su variante de 2 GB y 149.99 dólares con 1 GB, aunque los precios fluctuarán dependiendo del sistema de refrigeración usado por el ensamblador, por lo que podríamos decir que sus precios estarán en torno a los 150 y 185 euros, siendo, en cualquier caso, una mejor opción frente a la Radeon HD 7790 y Radeon HD 7850, lo que significa que Nvidia ha conseguido conquistar el mercado gráfico de gama media que estaba dominado durante meses por AMD.

Reviews: