A fines de febrero del año pasado Intel sorprendió a todo el mundo al abrir sus plantas de fabricación de chips a terceras empresas; aunque inicialmente sólo le abrieron las puertas a algunos pocos fabricantes de microprocesadores FPGA.

La división de fabricación de chips a terceras compañías de Intel ya tiene nombre propio: Intel Custom Foundry, así lo revela la propia Intel en su web jobs.intel.com, en la que solicita ingenieros en diseño automatizado, en verificación física, entre otros puestos destinados a expandir su división.

Intel afirma que su división Intel Custom Foundry “va tal como esperaban. Avanzando de a poco y aprendiendo”.

Las declaraciones de Intel hacen suponer que aún no planean invertir en un abrupto crecimiento de Intel Custom Foundry; pero sin dudas esta división irá creciendo gradualmente para en un futuro representar un serio competidor ante los principales fabricantes de Semiconductores de la industria como TSMC, Global Foundries, UMC, Samsung, IBM y otras.

Fuente: Xbit Labs