Hoy salió a la venta la revista Edge 252, que este mes trae información interesante para todos los futboleros que hay por el mundo. Específicamente, un reportaje sobre lo que se viene en Pro Evolution Soccer y el nuevo motor Fox Engine, que será el responsable de mover el juego en consolas y plataformas varias.

Pero además de mirar hacia el futuro de la serie, el PES Team también mira hacia atrás y hace un mea culpa de lo que pasó con Pro Evolution Soccer durante toda la generación, que entrega tras entrega tuvo que rendirse ante la calidad de FIFA. Y en Konami al menos tienen claro lo que pasó: “Nos demoramos mucho tiempo en darnos cuenta que íbamos por mal camino”.

Kei Masuda, productor de Konami, también comentó que, efectivamente, los Pro Evolution Soccer de los últimos años corrían con una versión aumentada del antiguo motor de PlayStation 2, algo que probó ser insuficiente. El problema, según Masuda, es que “no podíamos relmente mejorar el motor en un ciclo de desarrollo anual, porque los tiempos eran muy demandantes”. La necesidad imperiosa era crear un nuevo motor.

La renovación del motor de PES es completa, no solo a nivel visual, sino también en el apartado de las físicas, el control, y la simulación en general. La meta es “recrear la cultura del fútbol y el romanticismo de los mata-gigantes”; esto último, en referencia a que en el juego en línea la gente se ve obligada a escoger al Barcelona, Real Madrid, o el Paris Saint-Germain para poder ganar.

Por ahora, todo se lee interesante en palabras, aunque no será hasta que se vea el Fox Engine en movimiento cuando finalmente se empiecen a comprobar los dichos de Edge y el PES Team.

Fuente: MCV