Dead Island probó ser todo un éxito para el estudio Techland y especialmente para Deep Silver, la división de Koch Media que apostó y puso los billetes sobre la mesa para distribuir el juego en el mundo. Hoy, a un año y medio de su lanzamiento, Dead Island entra al selecto grupo de los juegos que venden más de cinco millones de unidades.

“Mientras otros se enfocan en grandes presupuestos de desarrollo, o de enviar mensajes a través de campañas gigantes de marketing, Deep Silver apunta por la innovación y por una jugabilidad refrescante”, dice KlemensKundratitz -CEO de Koch Media- en el comunicado de prensa. Más importante aún, estos cinco millones sirven como proyección de lo que se podría venir con Dead Island: Riptide, la siguiente entrada en la franquicia de zombies que llegará a precio reducido (al menos así lo anunciaron hace un rato).

Las palabras del CEO de Koch Media, eso sí, no dejan de ser curiosas precisamente porque uno de los grandes golpes del primer Dead Island fue publicitario, con aquel dramático tráiler en reversa que puso al juego en el radar de muchos jugadores. Luego, podemos discutir o no sobre la calidad intrínseca de Dead Island -a mi en lo personal me pareció muy mejorable- pero es indudable de que algo hicieron bien en Techland y Deep Silver para dar en el clavo y vender tantas copias.

Comentarios

Se el primero en comentar !

Notificar de
avatar
wpDiscuz