Luego de las famosas inundaciones en Tailandia durante el 2011 que afectaron al 70% de fabricantes de discos duros (que al final se averiguó que sólo afecto positivamente los bolsillos de los fabricantes) con el consecuente aumento del precio de los discos duros en hasta un 300%, por fin estamos viendo como los discos duros mecánicos se están volviendo más asequibles, aunque de una forma muy lenta.

Ahora, parece que estos productos comenzaron a volver a los valores que tenían antes de la crisis, aunque los precios a cambio de los cuales estas unidades se vendían antes de las inundaciones eran mucho más bajos.  Seagate y WD, por ejemplo, tienen unos precios medios de venta de USD$63, mientras que antes de las inundaciones vendían sus HDDs por unos USD$45-55.

En teoría, los precios deberían bajar poco a poco con el tiempo, pero en la práctica, los fabricantes de discos duros no permiten que sus productos se abaraten tan rápido y están haciendo todo lo posible para mantener los precios lo mas alto posible.

“Obviamente, tenemos más capacidad de lo que estamos produciendo porque nos limitamos a la demanda, pero estamos tomando acciones para restablecer el potencial de nuestra capacidad a un nivel más apropiado. […] Evidentemente, esperamos registrar ciertos crecimientos, pero no tan grandes que antes”, dijo Stephen Milligan, el director ejecutivo de WD.

Fuente: Xbitslabs