Ouya se le empezó a enviar el mes pasado a los primeros desarrolladores que le dieron su apoyo al proyecto, y eso significa además que esos desarrolladores iban a servir como “focus group” para algunos aspectos de la consolita que podrían terminar cambiándose. Uno de esos aspectos es el control, que sufrirá unos cuantos cambios basados en la retroalimentación recibida por la compañía.

Entre otras cosas, la gente de Ouya va a renovar el pad direccional, que dejará de lado su forma circular al estilo Xbox para dar paso a la cruz de toda la vida. También se harán algunos cambios a los sticks análogos para que tengan más agarre en los dedos, se cambiará el diseño de los gatillos, y el panel táctil tendrá una mejor respuesta a la hora de deslizarse por su superficie.

También desde Ouya avisan que están trabajando para hacer que el control sea lo más rápido y responsivo posible, por lo que siguen haciendo pruebas para mejorar la velocidad de respuesta. Es de esperar que cuando salga Ouya a la venta a los usuarios finales, todos estos cambios ya estén implementados y nadie tenga queja alguna sobre el control.

Fuente: Ouya