Los muchachos de BioWare trabajan en el próximo título de la saga Dragon Age, relevando algunos de sus detalles a través de su director de arte.

Neil Thompson entregó interesantes declaraciones, refiriéndose al trabajo visual en esta tercera entrega y a los gráficos de Dragon Age I y II:

“Las entregas anteriores utilizaban el motor Eclipse de BioWare y ya estaba comenzando a lucir un poco viejo para cuando lanzamos Dragon Age II. (Dragon Age III) Inquisition está siendo desarrollado con Frostbite 2, un motor gráfico impresionante y poderoso.

Los artistas de Dragon Age siempre estaban un tanto decepcionados sobre el aspecto final de sus creaciones con el motor Eclipse… pero con Frostbite han logrado resultados impresionantes”.

En sus palabras Thompson deja ver (quizás con demasiadas ganas) su admiración por el motor visual creado por DICE, aunque también dedicó elogios al resultado gráfico de Mass Effect 3. Mencionó que lo logrado en la saga intergaláctica es un perfecto ejemplo de un juego que trasciende a la tecnología que utiliza, ocultando sus ripios y -al mismo tiempo- llevándolo al límite.

Neil prometió además un interesante uso de colores y prontas evidencias de sus logros visuales (“cuando comencemos a liberar imágenes, no se decepcionarán“, señaló). Si tanta fanfarria gráfica resulta ser cierta y es acompañada de un buen juego -que es lo más importante-, veremos como la saga Dragon Age retorna en gloria y majestad.

Fuente: OXM UK