Finalmente llega a Tecnogaming la nueva arquitectura Bulldozer de AMD para el sector entusiasta donde analizamos en profundidad sus novedades y rendimiento en todos los ambientes de trabajo.

Luego de la espera AMD nos ha entregado el nuevo procesador de gama top de su serie FX (Bulldozer) donde vamos a probar en nuestro laboratorio con la dedicación que se merece. Para hacer frente a las opciones que presenta Intel con su segunda generación Core, AMD ha lanzado el pasado 12 de Octubre su nueva arquitectura destinado a un público especial presentando características notorias ideales para Gamers y Overclockers. Vamos a comenzar analizando las novedades y especificaciones de esta tecnología que viene a competir fuerte en el mercado sobretodo en la relación precio/performance.

Luego del lanzamiento de la Serie APU donde se integra el GPU junto al CPU con notables resultados faltaba cubrir un nicho de usuarios High-End que involucrara el soporte de CrossfireX en su máximo esplendor, Overclocking y la posibilidad de configurar súper resoluciones a través de la tecnología Eyefinity donde conectamos múltiples monitores siendo necesario una excelente configurción de video. Estas características estaban ausentes anteriormente y la serie de procesadores FX junto al chipset 990FX es la plataforma actual de AMD indicada para una configuración extrema.

AMD anuncia la introducción de su primer procesador de 8 núcleos en el mercado para desktop PCs diseñado para una experiencia de Gaming Extrema junto al CrossfireX  y la ejecución de aplicaciones que utilizan má de dos núcleos. La nueva arquitectura se encuentra pensada para modernos programas y una manipulación personal para adecuar el rendimiento y eficiencia a nuestras necesidades.

Cualquier procesador de la serie FX viene desbloqueado, esto es que al CPU podemos manipular el multiplicador para alcanzar frecuencias realmente avanzadas por medios de las técnicas de OC que incluso los fabricantes de motherboards ofrecen opciones especiales para elevar las frecuencias aún más de la cuenta.

La línea FX se compone de 7 procesadores para todos los gustos donde el más alto, FX-8150, presenta una frecuencia base de 3.6 GHz que aumenta automáticamente a 3.9 GHz en todos sus núcleos (8 en total) gracias a la tecnología “Turbo Core“. Sin embargo cuando solo utilizamos 4 cores dicha frecuencia aumenta hasta un máximo de 4.2 GHz. Por otro lado podemos observar los niveles de memoria Cache donde en L3 tenemos un total de 8MB; la frecuencia máxima de memoria soportada, a diferencia de la la segunda generación de Intel Core, es de 1866 MHz. Su TDP asciende hasta los 125W que puede aumentar más cuando aplicamos OC.

El resto de los modelos tienen diferentes especificaciones con menor consumo, algunos con menor cantidad de cores y cache L2. Dependiendo de la configuración que se intente armar y el precio podemos elegir cualquiera de estos procesadores siendo el más chico el FX-4100.

Ahora bien ¿qué diferencias podemos encontrar del FX-8150 respecto a los Intel Corei5/i7? El soporte nativo de DDR3-1866, 8 núcleos, mayor cache L2, mayor frecuencia turbo, mayor cantidad de instrucciones de procesamiento y toda la serie FX desbloqueada para OC mientras que Intel solo dispone de CPUs específicos pertenecientes a la serie K.

Si bien existen diferencias en especificaciones sabemos por experiencia que la arquitectura mejor diseñada y eficiente es la que ofrece mejores resultados ya que la carrera de que a mayor frecuencia rinde mejor es absolutamente falaz. Por lo tanto luego veremos en el banco de pruebas que resultados logramos con las características del CPU FX de AMD.

Los precios que AMD sugiere (en USA) son bastante atrayentes donde su modelo más alto se ubica en los 245 dólares mientras que el FX8-120 y FX-6100 se posicionan en los 205 y 175 dólares respectivamente. Con estos valores resulta interesante el armado de una máquina extrema, especialmente para el mercado de Latinoamérica.

La tecnología Eyefinity que implica la configuración de múltiples monitores a resoluciones monstruosas de 7680×1600 y 5760×1200 (con tarjetas Radeon HD 6850 en adelante) genera una alternativa ideal para Gamers entusiastas teniendo como base la plataforma FX de AMD.

Según AMD, el mejor CPU FX ofrece excelentes resultados en aplicaciones multi-tasking (x264, winrar, etc) por sobre el Core i5 2500K y muy cerca del 2600K cuyos precios son bastante superiores. Claramente la serie FX apunta al segmento de procesamiento multi-hilo donde sacar mayor provecho de su tecnología.

Una de las características notorias de los FX  es el aumento de velocidad de procesamiento para todos los cores o alguno de ellos (conocido como Turbo Core) dependiendo del estrés en cálculos que estemos exigiendo al sistema. Si la aplicación requiere de la atención de todos los núcleos del CPU se incrementa la frecuencia hasta un límite especificado mientras que si solamente se emplean  algunos núcleos la velocidad  aumenta considerablemente (hasta 4.2 Ghz para el FX-8150) ya que el resto de los núcleos que no tienen uso entran en un estado suspendido permitiendo que el total de energía disponible se concentre realmente donde tiene que estar.

AMD finalmente ha agregado nuevos set de instrucciones al procesador FX donde se destaca el AES (Advanced Encryption Standard) para mejorar la velocidad de encriptación de datos y AVX (Advanced Vector eXtensions) para la aceleración de aplicaciones que involucren cálculos de punto flotante. Podemos ver en el gráfico que la activación de AES por ejemplo genera resultados de hasta 3.7 veces más rápido que sin dicha instrucción que se encuentra ausente en el Phenom II X6 1100T.

En juegos como el Dirt 3 el uso de todos los núcleos disponibles resulta una gran ventaja para la plataforma nueva de AMD sobre la generación anterior Phenom II X6. Si buscamos mejorar la performance con detalles máximos (ultra) a resoluciones súper altas la configuración de un CrossfireX parece tentador.

En otro aspecto a nivel software, AMD presenta su nueva versión de AMD Overdrive mucho más accesible para overclockear y administrar a gusto manualmente la configuración del procesador y memorias desde el sistema operativo. Podemos modificar voltajes, recolectar datos, ver temperaturas y uso en porcentaje de los núcleos, entre otras cosas. Sin dudas es una herramiento impecable para exprimir el rendimiento de la serie FX en forma sencilla, cómoda y segura sin la necesidad de acceder al Bios; ideal para los que comienzan en el mundo del OC aunque particularmente me resulta útil para conocer cómo funciona la arquitectura.

Si juntamos a un CPU FX, un motherboard con chipset serie 9 y una placa de video Radeon HD 6000 formamos la plataforma denominada “Scorpius” para entusiastas Gamers y de entretenimiento Multimedia en alta definición.

Armando este tipo de configuración AMD propone una ahorro significativo frente a soluciones de Intel superiores aunque viendo sus características la comparación sería acorde más a un Core i5 2500K o similar. No obstante siempre la empresa se ha destacado en ofrecer interesantes precios competitivos tanto en CPU como en GPU.

El packaging es diferente según si es un CPU 8 core o un 6 core siendo el primero mucho más impactante, aquí solo me resta felicitar a los responsables de crear semejante presentación ya que por la caja dan ganas de adquirirlo con tanta pasión como a un iPhone4S o iPad2.

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!
1

me gusta la marca AMD creo que es la mejor opcion a la hora de armar una pc de gran rendimiento con un presupuesto moderado.