Pasemos a ver en este artículo como rinde Alan Wake en los GPUs mas comunes del mercado.

Alan Wake es una excepcional aventura de horror al estilo tercera persona, para todos los que no leyeron nuestro review, es tiempo que lo hagan y para los que estan interesados en ver como se desempeña en los principales GPU’s del mercado, les preparamos una pequeña recopilación de resultados realizados en nuestro laboratorio.

Para los resultados utilizamos el Episodio 4 “The Truth” en “The Anderson’s Farm”.

Promedio:

NVIDIA lanzó su serie 300 beta el mismo día que yo había completado los test así es que me vi forzado a re-hacer los resultados ya que las diferencias de velocidad son significativas sobre todo porque la versión 300 es la primera en incorporar soporte de SLI para Alan Wake. Como pueden apreciar, el juego es perfectamente jugable incluso en las placas mas simples tales como la Radeon 5750 y esto es en resolución 1080p y todos los detalles al máximo, así es que el juego no tendrá problemas en hardware similar con configuraciones intermedias o bajas de detalle.  En el espectro medio alto una Radeon 6870 ya permite correr el juego perfectamente fluido pero la verdad la tiene la GTX570 en adelante que permite correr el juego proximo a 60 cuadros. Pasando a los sistemas CrossfireX y SLI vemos como la Radeon 6870 ofrece un estupendo resultado que permite tener activado el VSync de manera permanente y disfrutar de una excepcional performance. De la misma forma la GTX570 en SLI obtiene fenomenales resultados y permite lo mismo solo que con una cuota adicional de mayor estabilidad en sus mínimos FPS como veremos en el siguiente cuadro comparativo.

Minimo FPS:

Si bien tenemos resultados pobres de el mínimo FPS posible en los GPUs de gama media, el juego sigue corriendo de manera aceptable, recuerden que estos son los mínimos FPS posibles. Aquí surge una anomalia extraña que no es medible ni con FRAPS ni con Action! que son los programas que usamos para medir los cuadros por segundo. La Radeon HD6870 y CrossfireX de 6870 obtienen un mínimo de 17 cuadros por segundo, la escena clave que provoca esta reducción que deja a la placa en sus talones, al mismo nivel de los gpus de gama media es cuando detona una explosión de vengala en el escenario, pero a diferencia del resultado, lo que registramos visualmente es un corte repentino que debería de marcar 0 como mínimo en todos los GPU’s de AMD incluso el CrossfireX. Este comportamiento anormal no esta presente en los GPU’s basados en NVIDIA y como puede apreciarse tambien obtienen un mucho mejor indice de mínimos cuadros por segundo.

Conclusión:

Si debemos de elegir una plataforma ideal para jugar Alan Wake me inclino por los GPU’s de NVIDIA en su gama alta, Geforce GTX560Ti en adelante como lo ideal y un SLI de GTX560 SLI en adelante para obtener una performance perfecta con el Vsync activado.  AMD maneja muy bien el juego y permite tener también muy buena performance en el mismo, es solo que existen ciertos cortes e intermitencias que se registran cuando ocurren explosiones, la mayoria provenientes de las vengalas que parecen destrozar al GPU de alguna forma y logran que se produzca en efecto un micro-corte pero salvando estos inconvenientes, todas corren el juego de manera optima.  Para configuraciones AMD lo ideal es partir desde una Radeon 6870  o superior para poder jugar con todos los detalles al máximo y los sistemas CrossfireX obtienen muy buenos resultados.  Tanto en SLI como CrossfireX no se registró ninguna anomalía visual por lo tanto el juego es perfectamente compatible con ambos.

Pin It on Pinterest

Share This